__________INTERVENCIÓN-INTERACCIÓN. ¿De qué nos morimos de hambre?
__________David Flores Hora

__________
_Texto original aparecido en:
Flores Hora, David. (2005). Intervención-interacción. ¿De qué nos morimos de hambre?. Arte Marcial, (3), p. 15.
_Mención en prensa:
Contreras M, Daniel. (20 de febrero de 2005). Crítica sin medias tintas. El Peruano, p. 11.
_Comentario sobre la intervención en sitio específico "¿De qué tienes hambre?" de Lalo Quiroz y Felipe del Águila. Centro de alimentación y nutrición 3, Av. Manco Capac 425, La Victoria, Lima. 21 al 25 de junio de 2004.
Edición: Juan Peralta, Daniel Contreras y Walter Carbonel (Mano Dura Editores).
__________

__________Fue tan solo con la reflexión y cuestionamiento del termino "hambre", que surgió una de las propuestas más sugestivas de intervención urbana que se han dado últimamente en el Perú

Los artistas Lalo Quiroz y Felipe del Águila, lograr desligarse de la intervención pública arbitraria, inconexa y descontextualizada muy común en nuestro medio, para gestar una propuesta multidisciplinaria. Un proyecto más cercano a trabajos de antropología urbana que meramente artístico, aquí cobra auge el carácter conceptual y procesal. Un comedor popular ubicado en la plaza Manco Capac, una de las zonas más sórdidas de Lima, que por cinco días no solo fue intervenido, fue reformulado y además se convirtió en un laboratorio-plataforma de trabajo.

Partiendo por la premisa de que esta intervención urbana se haya efectuado en un comedor comunitario popular, lo convierte en una propuesta sin precedentes en el Perú. Existe el registro de proyectos anteriores que se realizaron con el apoyo de personas ligadas a comedores populares, por ejemplo en agosto del año 2001 el artista Español-Mexicano Santiago Sierra desarrolló una performance, en la galería Pancho Fierro de la Municipalidad Metropolitana de Lima, que se llamó "430 personas remuneradas por 7.5 soles la hora", aquí mujeres cocineras de comedores populares y programas de vasos de leche, permanecieron de pie por cuatro horas en un cuarto de metro cuadrado, en este ácido proyecto también primó una crítica social y cuestionamiento de la realidad económica de los sectores menos favorecidos de la sociedad peruana. Quiroz y Del Águila en ¿De que tienes hambre? se atreven a mucho más que Sierra, pues esta dupla de jóvenes artistas, va más allá de solo utilizar el termino "desgalerización" como un cliché posmoderno, su propuesta plantea una interacción, a modo pin-pon (pregunta-respuestas), donde los participantes participan de la acción (conciente o inconscientemente) en un recinto cotidiano y familiar para ellos, el lugar donde diariamente almuerzan.

La intervención en el Comedor Popular Manco Capac, se desarrolló como una sumatoria de elementos visuales, iconográficos, auditivos y hasta olfativos que demuestra que algunos, felizmente, todavía manejan intrínsecamente de forma categórica la función del arte: comunicar.

Durante el proyecto la pregunta ¿De que tienes hambre?, era inmediatamente remitida a un mínimo de diez respuestas con su respectivo muestrario iconográfico, un repertorio de canciones lupeadas, un dialogo iconos-pregunta que cobraba protagonismo hasta en la misma charola donde se servía el económico menú, un video donde la imagen mutaba dentro de una charola de almuerzo. Y finalmente una bolsa de caramelos que era entregada a cada comensal a modo de encuesta.

De esta forma el público habitual del comedor rompía su rutina, ya no era el comedor un lugar efímero para cubrir una necesidad, ya no era un lugar transitorio para alimentarse, el comedor durante esta semana fue un lugar de reflexión, evocación y hasta de crítica social.

Aquí la propuesta artística fue estampada por factores como experiencia y sensaciones, y se sustenta y discurre en el ámbito de la interacción Comensal- artistas-comensal. Aquí la dupla de creadores visuales: Quiroz, Del Águila, toman el papel de espías/observadores/exploradores, de una realidad que se destruye/reconstruye de forma independiente.

La intención artística se transforma en una suculenta encuesta asistida, a boca de urna y de primera mano, donde respuestas como fama, muerte, fe, poder, amor, dinero, sexo, salud y violencia son un abanico de opciones, que a todos nos produce un efecto de implicación y que esta llena de lecturas, teniendo en cuenta los antecedentes de las personas que participaron en el proyecto: mayormente, recicladores en su obligada peregrinación a La Parada (mercadillo de recicladotes en un barrio de Lima), comerciantes de la zona, delincuentes y prostitutas que utilizan la plaza Manco Capac, como escenario cotidiano de labores, indigentes, orates y demás marginados por una sociedad piramidal y excluyente. Estas "realidades" desembocaron en un discurso elaborado de forma colaborativa.

Evocando y llegando más allá de los preceptos del arte conceptual, donde prima el objeto como idea, más que la nomenclatura estética. En ¿De que tienes hambre?, prima la acción-interacción-proceso como concepto idea, antes que factores estéticos. Una acción que hace pensar.

Al observar esta propuesta queda en el aire una pregunta ¿Dónde termina la vida y dónde comienza el arte?, o ¿dónde comienza el arte y donde termina la vida?, ante tal dualidad o ambivalencia y hasta analogía, queda un doble reconocimiento para los artistas, quienes se convierten en actores-autores al concebir como conclusión del la acción, una inextricable reflexión.
__________